Sin categoría

Anticuerpos Neutralizantes

anticuerpos-neutralizantes
anticuerpos-neutralizantes

Los anticuerpos neutralizantes son aquellos anticuerpos, que defienden las células de patógenos. Estos patógenos causan diversas enfermedades.

El cuerpo humano produce anticuerpos neutralizantes de forma natural, como parte de su sistema inmunológico. Se crean durante una infección, o mediante el uso de vacunas contra un contagio (Zoppi et al., 2020). Los neutralizantes permiten mantener una inmunidad permanente frente a determinadas infecciones. Además, pueden utilizarse para averiguar si una persona ha desarrollado la inmunidad contra una infección, después de haberse recuperado de ella.

Los anticuerpos neutralizantes ofrecen una defensa específica contra los virus y impedir el desarrollo de las infecciones (Payne et al., 2017). Además, pueden bloquear las interacciones con el receptor o unirse a una cápside viral para inhibir la descubierta del genoma. Durante y después de una infección, puede que el organismo del huésped no este en condiciones de producir anticuerpos neutralizantes altamente eficaces, pero puede protegerse del virus.

Los anticuerpos neutralizan o disminuyen la replicación del virus al bloquear su unión a la célula huésped. A la vez, impiden la penetración del virus en la membrana de la célula huésped o interfieren en la descubierta del virus dentro de la célula (Klasse et al., 2014). Los anticuerpos se producen mediante las células beta de la médula ósea. Además, se unen a unos antígenos específicos.

Los neutralizantes pueden protegernos de la infección viral, después de la vacunación. Son marcadores inmunológicos y actúan contra la reinfección al producirse la infección viral aguda. Las vacunas inducen la producción de respuestas de anticuerpos neutralizantes pro-técnicos, que reconocen los antígenos.

Prueba de anticuerpos neutralizantes

Es importante saber, especialmente para las personas que han tenido COVID-19 y han sobrevivido, si desarrollaron anticuerpos neutralizantes o inmunidad a dicha enfermedad. La neutralización del virus es crítica para determinar la eficacia de los anticuerpos, por lo que es necesario realizar un ensayo de alto rendimiento para medir los anticuerpos neutralizantes del SARS-CoV-2.

El ensayo puede ser un avance para el diagnóstico, la terapia de plasma de convalecencia y el desarrollo de las vacunas. La detección de anticuerpos neutralizantes de SARS-SoV-2 en pacientes con COVID-19, aporta unos resultados comparativos. Esto sirve para examinar a las personas infectadas, en busca de anticuerpos de protección frente a COVID-19.

La pandemia COVID-19 está causada por el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2). Hasta ahora, se confirmaron millones de infectados por todo el mundo. La situación producida por el COVID-19, nos ha llevado a un cierre, cuyo objetivo era frenar la transmisión del virus, al mismo tiempo impulsando la necesidad de encontrar una vacuna segura y eficaz para la enfermedad.

Es necesario que contemos con una política de salud pública adecuada, que garantice un ensayo fiable y sencillo para la medición de inmunidad de los pacientes supervivientes del COVID-19. Las infecciones causadas por el virus inducen respuestas de anticuerpos neutralizantes que generan una respuesta inmunitaria. Sin embargo, se supone que el tiempo de protección del virus determina el futuro impacto del patógeno.

Según los estudios, las infecciones producen una inmunidad para la reinfección durante al menos un año. Por lo tanto, las pruebas serológicas son importantes para identificar a las personas inmunes al virus (Huang et al.,2020). Hay muchos casos asintomáticos, pero gracias al diagnóstico serológico, es posible determinar el número real de infecciones.  Además, los ensayos serológicos pueden permitir a los donantes acceder a una terapia con plasma de convalecencia y definir correlatos de protección del SARS-CoV-2 (Muruato et al.,2020)

anticuerpos-neutralizantes

Los inmunoensayos como FIA y ELISA pueden detectar infecciones previas a SARS-CoV-2. Se observan altos valores de COI FIA, así como índices de DO ELISA.  La estrategia del screening RT-PCR tiene dificultades en identificar algunos casos subclínicos, por lo que FIA y ELISA pueden detectar anticuerpos anti-SARS-CoV-2. Esto, no necesariamente, significa que existe una actividad neutralizante en casos leves (Ko et al., 2020).

Según Wolfel (et al., 2020), seroconversión ha sido detectada mediante IgG e IgM inmunofluorescencia, utilizando células que expresan la proteína de espiga del SARS-CoV-2 y un ensayo de neutralización del virus, utilizando SARS-CoV-2. El estudio indica que todos los pacientes tenían presentes los anticuerpos neutralizantes detectables, aunque no existía una correlación con los cursos clínicos.

Los ciclos serológicos muestran el momento de la seroconversión, donde en la mayoría de los casos, el SARS se produjo durante la segunda semana de inicio de los síntomas. Las pruebas de neutralización son importantes a la hora de descartar anticuerpos de reacción cruzada, dirigidos contra el coronavirus humano endémico.

Se observa que no hay una eliminación del virus en el momento de la seroconversión, sin embargo hay un descenso constante de la carga viral, por ejemplo a principios de la segunda semana de seroconversión. En tal caso, el desarrollo de la vacuna debe dirigirse a la inducción de respuestas de anticuerpos. La inmunización pasiva es importante para asegurarse que las personas no inmunes a la enfermedad, reciban los anticuerpos gracias a los sí se inmunizarán.

Un ejemplo sería el caso de una madre que transmita inmunidad de forma natural a través de la lactancia al niño. Puede que no exista todavía una protección duradera de la enfermedad. Además de que la vacunación usa los anticuerpos neutralizantes en la inmunización activa, las vacunas están diseñadas para imitar la respuesta inmunitaria natural ante una infección.

Protein (antigen/antibodies) Biotinylation Kit
80300
Alpha Diagnostics 1 kit
Anti-Bovine HMGB1 IgG Antibodies
7028
Chondrex 1 mg/ml x 0.1 ml
Anti-Bovine HMGB1 IgY Antibodies
7064
Chondrex 1 mg/ml x 0.1 ml
Mouse Monoclonal Anti-HIV-1 gp120 (PND, principal neutralizing domain) IgG
AB-15110
Alpha Diagnostics 100 ug
Rabbit Anti-Poliomyelitis Virus 2 (P712,Ch,2ab strain) antiserum, neutralizing
POLV22-S
Alpha Diagnostics 100 ul
G. Pig anti-Poliomyelitis Virus 2 (sabin strain, native) antiserum, neutralizing
POLV23-S
Alpha Diagnostics 100 ul
Human Cathepsin Antibodies ELISA kit
E01C0695-48
B-Gene 1 plate of 48 wells
Human Cathepsin Antibodies ELISA kit
E01C0695-96
B-Gene 1 plate of 96 wells
Pig Cathepsin Antibodies ELISA kit
E07C0695-192T
B-Gene 192 tests
Monoclonal NGF/proNGF Neutralizing Antibody Antibody
AMM06679G
Leading Biology 0.05mg
Horse Anti-Rabies Virus IgG (Fab2), neutralizing
RBV16-Fab2
Alpha Diagnostics 100 ul
Classical Porcine Fever Virus Neutralizing Antibody ELISA Kit
RK04111
Abclonal 96T
Goat Anti-Human Respiratory Syncytial Virus (RSV) IgG, neutralizing
RSV12-S
Alpha Diagnostics 100 ul
Human Monoclonal Anti-Chikungunya virus (CHIKV) E1_E2 protein IgG1 (neutralizing)
CHIKE13-M
Alpha Diagnostics 100 ul
Rabbit Anti-Poliomyelitis Virus 1 (LSc,2ab strain) antiserum, neutralizing
POLV16-S
Alpha Diagnostics 100 ul
Goat Cathepsin Antibodies ELISA kit
E06C0695-192T
B-Gene 192 tests
Goat Cathepsin Antibodies ELISA kit
E06C0695-48
B-Gene 1 plate of 48 wells

Prueba ELISA de anticuerpos COVID-19

FDA examinó una prueba realizada en el laboratorio certificado de Mount Sinai Laboratory Center para laboratorios clínicos, en Nueva York. Allí es, dónde se realizó la prueba ELISA de anticuerpos COVID-19, que consistía en la realización de dos ensayos directos de inmunoabsorción ligada a enzimas ELISA. La prueba sirvió para la detección cualitativa de anticuerpos humanos en las muestras de suero y plasma de los pacientes con COVID-19. Inicialmente, se realizó la prueba ELISA contra el dominio de unión al receptor recombinante del SARS-CoV-2 en el suero y plasma, y posteriormente un ELISA para confirmar la muestra positiva contra la proteína SARS-CoV-2 de longitud completa en el suero y plasma.

diagnostico-infeccion

La prueba de anticuerpos se utilizó para la detección de anticuerpos IgG, como marcadores de una respuesta inmunitaria al SARS-CoV-2 en pacientes que, supuestamente, habían tenido infecciones causadas por el SARS-CoV-2. El objetivo de la prueba de anticuerpos, era la detección de IgG seroconversión en pacientes que habían tenido previamente infecciones causadas por SARS-CoV-2. Lo importante de la prueba es facilitar el diagnóstico de los pacientes que hayan tenido COVID-19, en relación con la presentación clínica de otras pruebas de laboratorio.

Los anticuerpos IgG contra el SARS-CoV-2, se detectan a partir de los 10-14 días o más, después de haberse recuperado de la infección. La detección de antígenos tras las pruebas anteriores negativas, indica la presencia de IgG seroconversión tras la infección por SARS-CoV-2 (https://www.fda.gov/media/137029/download).

Anticuerpos Neutralizantes IgG

entrada-virus-anticuerpos

Cuando un patógeno extracelular invade el organismo, los anticuerpos se distribuyen ampliamente para combatirlos. Al mismo tiempo, se neutralizan o promueven la eliminación de los patógenos, antes de que establezcan infecciones significativas. La mayoría de los anticuerpos, se distribuyen por difusión desde su lugar de síntesis. Además, se requieren mecanismos de transporte especializados, para que lleguen a las superficies epiteliales luminales. Su isotipo determina la difusión; pueden limitarla o permitirla, dependiendo de los transportadores específicos para transportarlos a través de los epitelios.

Isotipo IgM puede expresarse sin necesidad de cambio de isotipos producidos, antes que las células B sufran una hipermutación somática y su afinidad disminuya. La IgM se encuentra en la sangre y, en menor medida, en la linfa. Otros isótipos incluyen IgG, IgA y IgE.  Son de menor tamaño y se difunden más fácilmente, fuera de la sangre y hacia los tejidos. IgA puede formar dímeros, mientras que IgG y IgE son monoméricos. IgG tiene una mayor afinidad de unión al antígeno y es el primer isótipo en la sangre.

Además, la IgG puede hacer que los patógenos sean más susceptibles a la fagocitosis y, al mismo tiempo, activen el sistema complementario. El isótipo IgG actúa principalmente, en las superficies epiteliales, donde el complemento y los fagocitos están ausentes, por lo que actúa como un anticuerpo neutralizante. Su función principal es proteger a los espacios extracelulares de tejidos internos, de los agentes infecciosos. Por eso, los anticuerpos que neutralizan las toxinas se denominan anticuerpos neutralizantes.

La neutralización de los agentes infecciosos por parte de anticuerpos IgG, protege a las células de los daños y la capacidad de los anticuerpos IgG de difundirse a través del líquido extracelular. También, influye en la alta afinidad de unión al antígeno y lo convierte en un principal anticuerpo neutralizante de las toxinas localizadas en los tejidos (Janeway et al., 2001).

La importancia de los anticuerpos neutralizantes

Existe la posibilidad de que, en un futuro, se produzca una pandemia con orígenes en un reservorio animal o eventos asociados a la asistencia sanitaria. Esto llevaría a una gran preocupación por parte de la salud pública, debido a la falta de vacunas o agentes terapéuticos para frenar la pandemia. Por lo tanto, la disponibilidad de anticuerpos monoclonales neutralizantes, unidos al dominio de unión a un receptor o un no receptor, en pacientes infectados por coronavirus, será útil para definir los mecanismos de patógenos y desarrollar intervenciones eficaces para prevenir y tratar las infecciones (Wang et al., 2018).

Los anticuerpos neutralizantes, pueden transferirse de forma pasiva antes, o después de una infección, para estimular el sistema inmunitario. El objetivo de este proceso es producir anticuerpos neutralizantes específicos del antígeno para prevenir infecciones. Los anticuerpos neutrales terapéuticos, existen durante un periodo corto en el organismo y su eficacia terapéutica depende de factores tales como: el índice, la cantidad total, la especificidad y la duración media de la vida. Además, los anticuerpos neutralizantes con alta especificidad, fuerte afinidad y baja toxicidad, son más eficaces en el tratamiento de infecciones virales (Jiang et al., 2020).

Referencias

Payne, S.  (2017).  Immunity and resistance to viruses.  ScienceDirect.com | Science, health, and medical journals, full-text articles and books.  https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780128031094000064

Klasse, P. J.  (2014).  Neutralization of virus infectivity by antibodies: Old problems in new perspectives.  Advances in Biology, 2014, 1-24.  https://doi.org/10.1155/2014/157895

Zoppi, L.  (2020, July 28).  What are neutralizing antibodies? News-Medical.net.  https://www.news-medical.net/health/What-are-Neutralizing-Antibodies.aspx

Huang, A. T., Garcia-Carreras, B., Hitchings, M., Yang, B., Katzelnick, L. C., Rattigan, S. M., Borgert, B. A., Moreno, C. A., Solomon, B. D., Rodriguez-Barraquer, I., Lessler, J., Salje, H., Burke, D., Wesolowski, A., & Cummings, D. (2020).  A systematic review of antibody mediated immunity to coronaviruses: antibody kinetics, correlates of protection, and association of antibody responses with severity of disease.  medRxiv: the preprint server for health sciences, 2020.04.14.20065771.  https://doi.org/10.1101/2020.04.14.20065771

Muruato, A. E., Fontes-Garfias, C. R., Ren, P., Garcia-Blanco, M. A., Menachery, V. D., Xie, X., & Shi, P. Y. (2020).  A high-throughput neutralizing antibody assay for COVID-19 diagnosis and vaccine evaluation.  BioRxiv: the preprint server for biology, 2020.05.21.109546.  https://doi.org/10.1101/2020.05.21.109546

Ko, J. H., Joo, E. J., Park, S. J., Baek, J. Y., Kim, W. D., Jee, J., Kim, C. J., Jeong, C., Kim, Y. J., Shon, H. J., Kang, E. S., Choi, Y. K., & Peck, K. R. (2020).  Neutralizing Antibody Production in Asymptomatic and Mild COVID-19 Patients, in Comparison with Pneumonic COVID-19 Patients.  Journal of clinical medicine, 9(7), 2268.  https://doi.org/10.3390/jcm9072268

Wölfel, R., Corman, V. M., Guggemos, W., Seilmaier, M., Zange, S., Müller, M. A., Niemeyer, D., Jones, T. C., Vollmar, P., Rothe, C., Hoelscher, M., Bleicker, T., Brünink, S., Schneider, J., Ehmann, R., Zwirglmaier, K., Drosten, C., & Wendtner, C.  (2020).  Virological assessment of hospitalized patients with COVID-2019.  Nature, 581(7809), 465-469.  https://doi.org/10.1038/s41586-020-2196-x

(n.d.).  U.S.  Food and Drug Administration.  https://www.fda.gov/media/137029/download

Janeway CA Jr, Travers P, Walport M, et al.  Immunobiology: The Immune System in Health and Disease.  5th edition.  New York: Garland Science; 2001 . The distribution and functions of immunoglobulin isotypes.  Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK27162/

Wang L, Shi W, Chappell JD, JoyceMG, Zhang Y, Kanekiyo M, Becker MM, van

Doremalen N, Fischer R, Wang N, Corbett KS,Choe M, Mason RD, Van Galen JG, Zhou T,

Saunders KO, Tatti KM, Haynes LM, Kwong PD,Modjarrad K, Kong W-P, McLellan JS, Denison

MR, Munster VJ, Mascola JR, Graham BS.  2018.  Importance of neutralizing monoclonal

Antibodies targeting multiple antigenic sites on the Middle East respiratory syndrome

Coronavirus spike glycoprotein to avoid neutralization escape.  J Virol 92:e02002-17.

https://doi.org/10.1128/JVI.02002-17.

Jiang, S., Zhang, X., Yang, Y. et al. Neutralizing antibodies for the treatment of COVID-19.  Nat Biomed Eng 4, 1134–1139 (2020).  https://doi.org/10.1038/s41551-020-00660-2